3.08.2008

Oigo, siento mojarse mi boca un durazno italiano

Bella y ligera me siento
con un durazno en la mano
aguamiel sonrío
porque es verano italiano
y cuesta arriba
me observa mi madre.
El paisaje ilumina su rostro,
no sabe es brisa marina,
avanzo en la mano el final
"corazón semilla
la boca del mundo" digo
lo arrojo
subo corriendo a su lado
algún día el mar lleno de frutos
y sombra jardín todo eso
será.

1 comentario:

Mixha dijo...

Me gusta este poema,
un beso